Los perros también padecen epilepsia

La epilepsia aparece en los perros como herencia, es decir si sus padres o abuelos han padecido de esta condición. En algunos casos, se han visto perros con epilepsia a raíz de un envenenamiento, por tal motivo cuando un can consume veneno, se le de atender lo más rápido posible para evitar que su sietema nervioso quede dañado. Los perros también padecen epilepsia La epilepsia está definida como una descarga electroquímica del cerebro que se desencadena sin aviso alguno y que se reitera en el tiempo. La descarga hace que las neuronas transmitan señales eléctricas a otras excitando por completo al cerebro.

A su vez el cerebro envía impulsos sobre los músculos, en razón a eso ante un episodio de epilepsia se observa muy alta actividad muscular. Otra característica importante de esta enfermedad es la absoluta normalidad entre las crisis.

En las mascotas el único factor repetitivo para manifestar la epilepsia es la herencia, es decir, una mascota desarrolla epilepsia porque sus padres o abuelos la tuvieron.

Un cuadro manifiesto de epilepsia en una mascota se da cuando ésta en forma repentina cae al suelo y empieza a convulsionar. Algunos veterinarios indican que si la mascota se trata a tiempo puede ser medicada y se puede controlar la enfermedad. También manifiestan que las mascotas con epilepsia tienen menor esperanza de vida.

Según los especialistas para medicar a un perro se toman en cuenta factores o características como el tamaño, raza, estatura y grado de la enfermedad, por tanto hay dosis determinadas. El precio de las pastillas no es alto y es de por vida.

Muchas veces los dueños tienen un horario laboral extenso y no se dan cuenta que su mascota puede sufrir ataques.

Ante una convulsión la mascota ha perdido el conocimiento y se debe sostener al animal apoyándose con algo con la finalidad de evitar una reacción brusca y que conlleve a autolesionarse.

A través de estudios se ha demostrado que la epilepsia ataca más a los perros de raza pequeña, como pekineses, chihuahuas y otros más. Al ser una enfermedad en su mayor parte hereditaria se debe tener en cuenta a los padres y abuelos de los perros, en este caso lo que más se receta es la diazepan y no es necesario ir donde el médico para que se efectúe el consumo de las dosis, a los perros pequeños se les abre el hocico y se hade tragar la dosis y en los perros grande se le da con los alimentos.

Otra causa de la epilepsia en los perros es el envenenamiento, por ello cuando un perro es envenenado debe tratarse a tiempo debido a que su sistema nervioso puede tener daños irreversibles. Por ejemplo el perro se vuelve agresivo, no controla esfínteres y ya no reconoce a sus dueños.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


siete − uno =