Los perros lazarillos

Los perros lazarillos o guías son aquellos que han recibido un entrenamiento especial, para ayudar y guira a las personas discapacitadas, en especial a los invidentes. El adiestramiento tiene un tiempo de cuatro meses y se sabe que algunas razas son las más indicadas pra convertirse en lazarillos. Los perros lazarillos Los perros lazarillos son aquellos canes que sirven de guía a las personas discapacitadas, especialmente a los invidentes, los ayudan a movilizarse por la ciudad, tanto en las calles como en los medios de transporte, siendo permitido su ingreso en casi todas las cabinas de aviones a excepción de los vuelos que son destinados al reino Unido e Irlanda, en donde no está permitido el ingreso de ningún tipo de mascotas.

La historia de estos perros y de su entrenamiento, está más relacionada a inicios del siglo XIX, donde se dice que ya se utilizaban a los perros para ayudar a los ancianos y personas enfermas. Pero casi todos están de acuerdo en que fue el doctor alemán Gerhard Stalling, el precursor de los canes lazarillos.

En la Primera Guerra Mundial, este médico tenía el trabajo de ocuparse de los combatientes que habían regresado con lesiones oculares debido a los gases venenosos que se utilizaban.

Y cuentan que en una oportunidad, el doctor salió a pasear con uno de los pacientes por los alrededores del hospital, pero había llevado también a su mascota y los tres caminaban por los jardines.

De pronto, Stalling debió abandonar al paciente y dejó a su perro acompañando al paciente, pero cuando regresó no encontró a ninguno y entendió que ambos habían seguido caminando juntos, lo que despertó un gran interés en él, que fue suficiente para crear la primera escuela de adiestramiento para perros guía.

Han pasado muchos años y cada vez encontramos más perros lazarillos en el mundo. Si bien las razas de perros ovejeros y de defensa pueden ser buenos lazarillos, se ha comprobado que los belgas, los ovejeros alemanes, los labradores y los de raza Golden retriever, son los más calificados para recibir este tipo de entrenamiento.

Todas las razas mencionadas son demasiado inteligentes, muy fieles y dóciles, características esenciales para ser un perro guía.

Por otro lado se ha visto también, que son las hembras las más indicadas, son más tranquilas y obedientes,  mientras que los machos pueden resultar algo peligrosos si llegan a cruzarse con una perra en celo en el camino.

La edad base para que un perro pueda ser entrenado oscila entre los catorce y los dieciséis meses; el entrenamiento tiene un tiempo de cuatro meses y al concluir con el programa debe demostrar lo aprendido al lado de la persona que tendrá a su cargo.

La persona invidente aprenderá a desplazarse siguiendo al animal y al concluir el entrenamiento, estarán listos para convivir y llevar una vida normal, en la que el perro le ofrecerá máxima autonomía a su amo.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Blue Captcha Image Refrescar

*