Como hacer las mejores galletas caseras para perros

Dentro de las muchas cosas que podemos hacer para nuestros perros para demostrarles cuanto los queremos, están las galletas caseras, muy fáciles de preparar y nutritivas. Estas galletas pueden utilizadas como recompensa o como premio cuando obedecen, o cuando hacen algo realmente especial. Como hacer las mejores galletas caseras para perros Es verdad que ahora podemos encontrar de todo para las mascotas, tenemos a la mano las mejores marcas en productos de comida, de medicina y hasta en accesorios, pero también podemos complacer a nuestra mascota preparándoles algo con nuestras propias manos.

Las galletas caseras para perros son muy fáciles de hacer y podemos ahorrar mucho dinero si las preparamos en casa y las tenemos disponibles para ofrecérselas como premio cuando obedecen, o cuando hacen algo realmente especial.

No es nada difícil hacer las galletas, solo es cuestión de decidirse y ponerse el delantal para comenzar con la preparación.

En cuanto a los ingredientes, necesitamos 1 taza de avena de cocción rápida, 1 taza de agua hirviendo, se le puede agregar 2 cucharaditas de caldo de res y 1/3 de margarina derretida. También se incluyen ½ taza de harina de maíz, 1 cucharadita de azúcar granulada, 1 taza de mantequilla de maní, ½ taza de leche, 1 huevo entero ligeramente batido, y 3 tazas de harina de trigo.

Una vez que tenemos todos los ingredientes precalentamos el horno a 250º y colocamos la avena en un tazón colocando el agua hirviendo en la parte superior. Agregamos el caldo de carne o cubitos de sabor, mezclamos todo y lo dejamos reposar durante 10 minutos.

A esta mezcla de la avena le añadimos la margarina derretida, el azúcar, el huevo, la leche, la mantequilla de maní y mezclamos todo. Poco a poco agregamos la harina para formar una masa firme.

Amasamos la masa por varios minutos hasta que se ponga suave y se agrega la harina en cantidades necesarias.
Posteriormente estiramos la masa a la mitad y la cortamos con formas deseadas. Las colocamos en la bandeja del horno que ya ha sido engrasada y la horneamos de 35 a 45 minutos hasta que se doren.

Las retiramos del horno, las dejamos enfriar y una vez esté todo listo, podemos llamar a nuestro fiel amigo para que disfrute de lo que le hemos preparado con mucho cariño.