Cómo criar un conejo en casa

Una nueva mascota para el hogar es desde hace ya varios años, el conejo. Un tierno y suave animal que merece de muchos cuidados, sana alimentacion y de un adecuado espacio para vivir sana y tranquilamente en compañia de los humanos. Cómo criar un conejo en casa Entre las mascotas mas comunes que se pueden tener en un hogar, y sobre todo cuando se tienen niños, son los perritos, los mininos, algunas aves pequeñas como los canarios o los pericos australianos y los conejos.
Los conejos han dejado de ser, hace mucho, animales de granja, cuyo objetivo principal era solo el consumo, para ser ahora parte de la familia, convirtiéndose en una linda y suave mascota que ocupa un espacio en varias casas de todo el mundo.

Estos animales son muy reservados y demasiado pacíficos, sus cuidados no son tan difíciles ni pesados de realizar, no molestan a los vecinos y no tienen comportamiento agresivo. Aparte de ser unos animalitos muy inteligentes, su crianza es sencilla y pueden convertirse en el compañero perfecto de los niños.
Básicamente su alimentación depende de diversos vegetales ya que son herbívoros, también debe incluirse en su dieta forraje y pocas cantidades de grano. Su digestión suele ser demasiado lenta, por ello, debe con sumir productos que tengan grandes cantidades de celulosa y no muchos azucares simples o almidón. Para que su tránsito intestinal sea un poco más fluido, los conejos deben comer pequeñas cantidades de alimento al día, en muchos casos ingieren comida hasta 80 veces diarias.

Dentro de los alimentos verdes, los conejos pueden consumir alfalfa, llantén, peras y manzanas sin cascara, zanahorias, diente de león y algunas hiervas aromáticas como la menta o la salvia. Este tipo de alimentos se les debe administrar en cantidades muy pequeñas y no en un solo momento, ya que grandes cantidades podrían alterar su proceso digestivo.

El alimento más importante es el forraje seco o fresco. El mejor es el heno de alta calidad, elaborado de las mejores y variadas plantas que tengan un agradable olor. Otro producto que pueden ingerir son los cereales triturados, pero jamás se les debe de dar más de 10 gramos.

En cuanto a los líquidos, necesitan beber de entre 3 a 5 litros de agua.
Los conejos se muestran como animales temerosos y por esta gran necesidad de seguridad tienden a marcar su territorio. Cuando están en un hogar, consideran su jaula o espacio como su propio territorio y lo delimitaran.

Su casita o jaula debe ser fabricada con madera de buena calidad, los conejos son animales roedores y pueden terminar malogrando su lugar. Si estar ubicado dentro del hogar, es mejor que su jaula sea hecha de alambre, la madera es mejor cuando se tiene en la parte exterior.

El espacio que se les haya reservado debe estar bien ubicado y muy bien ventilado, los conejos no soportan las temperaturas demasiado altas produciéndoles malestar y complicaciones de salud.

Quien los tenga a su cargo debe estar al pendiente de que coma sus alimentos y beba la cantidad suficiente de agua al día, sus dientes también deben ser revisados con frecuencia y verificar que se mantengan firmes. Deben estar limpios, sin piojos o pulgas y las orejas son otras de sus partes que necesitan mucha atención y cuidado, para suavizarlas y asearlas se puede utilizar un poquito de aceite de cocina.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


tres + = seis