Causas de los sangrados por la nariz en perros

Los perros pueden presentar muchas enfermedades, pero cuando comienzan a sangrar por la nariz, podemos tomarlo como síntoma de muchas causas. Puede deberse a una reacción alérgica debido a una medicina, puede ser también consecuencia de una lesión, u otro tipo de cuadro. Pero lo que si es importante, es que sea llevado de emergencia con el veterinario. Causas de los sangrados por la nariz en perros Los perros son animales que pueden ser víctimas de un sinnúmero de enfermedades, que pueden poner en alerta y asustar mucho a sus dueños. Pero al cubrir todas sus necesidades, ofrecerles una buena alimentación, ejercitarlos y llevarlos con regularidad al veterinario, hará que los malestares y la presencia de diversas enfermedades disminuyan.
Algunas de las enfermedades que pueden presentarse suelen ser similares a las que padecen los humanos, incluso con síntomas bastante parecidos.

Algo que parece no ser de mucho cuidado es el sangrado por la nariz, o hemorragia nasal, que puede presentarse en perros o en cualquier otro animal. Pero al tener un can como mascota, que de repente presente un sangrado, puede deberse a muchas causas.

El sangrado puede aparecer como consecuencia de una simple lesión, golpe o trauma que ha sufrido el perro en esta zona.

En algunos cuadros de sangrados por las fosas nasales, se pueden ver además heces muy oscuras y vómitos de sangre.

Esto puede deberse a una hemorragia interna, de algún órgano, donde se puede tragar sangre para después expulsarla.

Quizás puede ser un indicador de alguna reacción alérgica hacia alguna medicina, o problemas en la medula ósea. Se han visto casos en los cuales, la hemorragia nasal es debida a problemas de coagulación, o puede deberse a un envenenamiento.

Pero sea cual sea la razón, y que indique una enfermedad grave o problemas menores, es importante mantener la calma y tratar al animal con pequeños socorros, para luego ser llevado con el médico veterinario.

El perro debe estar tranquilo para colocarle después, una compresa de hielo en la zona y reducir el sangrado.
Una vez se haya llevado al perro a la clínica veterinaria, el especialista deberá hacer las pruebas necesarias como radiografías, tomar la presión sanguínea, realizar exámenes de sangre, entre otras, para poder conocer las verdaderas causas del sangrado y ofrecer el tratamiento más idóneo.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Blue Captcha Image Refrescar

*